ACTUALIDAD DE FESTIVALES El bailaor cordobés Ángel Muñoz estrena ‘Iberias’ en el Festival de Jerez...

El bailaor cordobés Ángel Muñoz estrena ‘Iberias’ en el Festival de Jerez 2020

El artista inspira su nueva obra "libremente" en el universo musical de Isaac Albéniz · Guitarras, piano, saxo, percusión y electrónica componen el elenco musical, que también cuenta con la joven cantaora Ángeles Toledano y con Yolanda Osuna como bailaora invitada · Galería de fotos y vídeo

Ángel Muñoz se sumerge de lleno en la música clásica española. Tras varias temporadas como artista invitado de Juan Manuel Cañizares, bailando sus versiones para guitarra de compositores como Albéniz, ha decidido montar una creación escénica propia inspirado por la ‘Suite Iberia’. Aunque el bailaor cordobés anuncia que su nuevo espectáculo ‘Iberias’ es una interpretación «libre», en la que auna el baile flamenco, la danza española y el lenguaje contemporáneo que desarrolla desde su obra ‘Claroscuro’. Y, como hizo con sus tres anteriores montajes en solitario, ha reservado el estreno para el Festival de Jerez. La obra se desvela los días 6 y 7 de marzo de 2020 en la Sala Compañía, enmarcada en el ciclo ‘Con nombre propio’. El baile mantiene un intenso diálogo con la música, que interpretan en directo el saxo clásico contemporáneo Juan M. Jiménez, el pianista clásico Pepe Fernández, los guitarristas flamencos cordobeses Rafael Montilla «Chaparro» y Luis Medina y el percusionista Nacho López, con una transición electrónica grabada de Daniel Muñoz ‘Artomatico’. A ellos se suman la joven cantaora jienense Ángeles Toledano – finalista del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba 2019- y, en calidad de artista invitada, la bailaora cordobesa Yolanda Osuna. Como homenaje a su ciudad, en cuyo conservatorio se formó y en la que dio sus primeros pasos artísticos, abre el telón con la pieza ‘Córdoba’.


‘Iberias’ es la nueva creación escénica de Ángel Muñoz (Córdoba 1973). El bailaor cordobés parte de las piezas de la obra ‘Suite Iberia’ de Isaac Álbeniz, «en un relato libre de música y baile que también se sirve de otras piezas de este compositor, además de creaciones de otros autores que le sucedieron, como Mompou». Así lo explica Daniel Muñoz, codirector de la obra, añadiendo que «se cruzan las referencias de lo popular, lo flamenco y lo clásico».

La coordinación musical, los arreglos y adaptaciones del saxofonista clásico contemporáneo Juan M. Jiménez -integrante del dúo Proyecto Lorca y habitual de artistas como Israel Galván, Rocío Márquez y David Lagos- «plantean caminos fluidos entre las distintas músicas», aclara Muñoz. Y las piezas a piano, interpretadas por el clásico Pepe Fernández, conviven con las de guitarra. Para ello, los tocaores cordobeses Rafael Montilla «Chaparro» y Luis Medina siguen las adaptaciones hechas por el guitarrista Juan Manuel Cañizares, en cuyos conciertos de homenaje a los clásicos españoles por escenarios de todo el mundo ha participado el bailaor.

«A raíz de las colaboraciones con Cañizares, Ángel Muñoz se ha encontrado bailando y disfrutando cada vez más de obras de la música clásica española, de los cuales el guitarrista ha hecho transcripciones y adaptaciones, con el atractivo de la pulsación del toque, que conecta tanto con los ritmos más populares, como con el flamenco», aclara Muñoz. Y tras la gira de su tercera obra en solitario ‘Claroscuro’ -que llegó a países como China, Finlandia, Francia y Alemania-, decidió trabajar en sus propias creaciones con ese material clásico.



«Mi punto de partida para bailar siempre es la música, es lo que desencadena mi baile, es mi motivo de inspiración», confiesa el bailaor. Y descubrió en las piezas de compositores como Albéniz «muchas conexiones con el flamenco con las que se puede jugar y crear». Además, ha reconectado con la danza clásica española, que estudió de niño en el Conservatorio de Danza de Córdoba, paso previo a su debut como solista en Ziryab Danza de Javier Latorre. «Siempre ha estado latente, pero no mostrado, y aquí se incorpora al lenguaje dancístico que desarrolló en ‘Claroscuro’, un baile flamenco muy relacionado con la danza y el clásico», aclara el director. Y ha querido, en esta ocasión, no abordar toda la pieza en solitario, sino establecer diálogo con el baile femenino, encarnado por Yolanda Osuna, que hace una referencia a Antonia Mercé ‘La Argentina’, unas alegrías en solitario y un paso a dos por rondeñas. La bailaora cordobesa sustituye en el estreno a Charo Espino, que se está recuperando de una lesión.

Indagando en las composiciones originales, Ángel Muñoz, Daniel Muñoz y Juan M. Jiménez concluyeron que muchas están inspiradas en el cante flamenco y el folklore popular. De ahí que hayan integrado la voz, que nunca ha sido parte de la suite. Y la labor vocal la han encomendado a Ángeles Toledano, nuevo valor del cante, que quedó finalista del Concurso Nacional de Arte Flamenco de Córdoba 2019. Los cantes por vidalita, nana, fandangos de Lucena, tientos, tangos y alegrías se hermanan con las partituras de Albéniz. Al repertorio se suma una pieza electrónica del colaborador habitual Daniel Muñoz ‘Artomatico’, que «son evocaciones sobre la pieza ‘Evocación’ que abre la suite ‘Iberia’, y hace de bisagra entre la parte clásica y la flamenca». Según Muñoz, escénicamente, solo interviene la iluminación diseñada por Antonio Valiente, a partir de «gradientes de luz y sombra para generar la profundidad de los creadores de la época, en especial, el primer cubismo de Picasso y Braque».

Flamencoymas.com -Tienda online de Flamenco