FESTIVAL DE JEREZ 2020 Festival de Jerez 2020. El Cabrero, ‘Ni rienda ni jierro encima’

Festival de Jerez 2020. El Cabrero, ‘Ni rienda ni jierro encima’ [reseña y fotos]

El cantaor de Aznalcóllar emprendió su gira de despedida abriendo el ciclo "De la Raíz" en la Bodega de Los Apóstoles · Reseña por Silvia Calado Olivo · Fotos © Daniel M. Pantiga

«Libertad, razón, verdad»


reseña por Silvia Calado Olivo para Globalflamenco.com
fotos © Daniel M. Pantiga


El Cabrero. Festival de Jerez 2020. Foto © Danielmpantiga.com

No sé cuántas veces acabé dormida sobre dos sillas de tijeras oyendo flamenco. Cuando era chica (y no había gurús del cuidado infantil mercadeando con nuestros futuros traumas), mi padre me llevaba al festival de su pueblo, una especie de aldea gala donde, por varias décadas, gobernó un alcalde comunista. Era verano, era madrugada, era la transición y era la hora de alzar la voz. Lo hicieron algunos cantaores, jugándose la libertad y el crédito. Porque antepusieron el mensaje y el compromiso, dando al fin voz al jornalero. Y El Cabrero no faltaba a aquella cita que ponía a rebosar de acólitos deseando escucharse por boca aquel pastor de nubes, ateo y malhablado. Qué impresión me daba de chica ver a ese hombre vestido de negro, con su sombrero y su pañuelo rojo al cuello. Qué gritos le daba la gente. ¡Cabrero!, canta esto. ¡Cabrero!, canta lo otro. Cambiaron los tiempos y él no cambió. Los demás, nos hicimos descuidados y callados y conformes. Y hasta pensamos que un flamenco así no sería necesario. Pero nos equivocamos. Y al lobo lo tenemos ya otra vez abalanzado sobre el rebaño. Nosotros no lo vimos venir. Pero él sí. Y aunque se está despidiendo, no se rinde. ‘Ni rienda ni jierro encima’. Así se titula el disco y la gira de su retirada, que inicia en la jerezana Bodega de Los Apóstoles (qué ironía) abriendo el ciclo «De la Raíz» del Festival de Jerez 2020. La emprende tocado de la salud, pero no de la dignidad, ni de la coherencia, ni de la integridad. Lo que importa es el mensaje. La guitarra concentra las energías. Y su voz, las intenciones. Manuel Herrera le traza un impetuoso camino, sobre el que posar las palabras. Un tempo para la música, otro para el verso. La soleá para presentarse. «No creo en dios, creo en el agua y el aire, creo en la tierra y el sol». Oles. ‘La lluvia’ de Borges, soneto por bulerías, para la sentida añoranza paterna. Serrana y liviana, para el campo andaluz. Y le piden ‘Pastor de nubes’, pero él prefiere versionar al contestador argentino Horacio Guarany. «Que nada tiene que ver con el flamenco, pero dice tanto como el flamenco». La seguiriya de El Loco Mateo según Juan Talega, para las jonduras. La vuelta a Guarany, para denunciar la prisión del miedo. Y los fandangos, para maldecir. Que piden bis, pues media canción de Alberto Cortés. Que piden más, pues la semblanza al macho montés, otra de sus odas al animal bravío, otro de sus cantos a la indómita naturaleza de la que, como pastor de cabras y nubes, siempre se sintió parte.

El Cabrero. Foto @Danielmpantiga.com

Vïdeo: EL Cabrero – Festival de Jerez 2020

El Cabrero (González Byass) from Festival de Jerez Televisión on Vimeo.