CANTE Rocío Márquez, ‘Alternativas’

Rocío Márquez, ‘Alternativas’ [reseña y fotos]

La cantaora abrió el ciclo flamenco del Teatro de la Maestranza de Sevilla, combinando cantes tradicionales con temas de sus últimos discos 'Visto en El Jueves' y 'Firmamento'

por Silvia Calado Olivo para Globalflamenco.com
fotos © Diego Escobedo


Alternativa nº 1: Diferir de modelos oficiales. Lo hizo Rocío Márquez desde la entrada en su soñado escenario del Teatro de la Maestranza. Diciendo, recitando, cantando, a lo Marchena, a lo Niño, un romance no a Córdoba, sino al mundo, escrito por Antonio Orihuela. Cómo se puede pensar en. Austeridad. Bombillas. Plata. Sueños. Publicidad. Estrellas. Caminar. Llegar. En pensar y hacer conciencia. Paso a paso. Bajo su foco. Hasta el centro de la escena. Ovación. Y modelo oficial (de cantaora) diferido. Y así continuó.

Rocío Márquez en el Teatro de la Maestranza de Sevilla. Foto © Diego Escobedo

Alternativa nº 2: Hacer algo por turno. Uno, dos y tres discos. El primero fue el último. ‘Visto en El Jueves’ fue su modo de principiar. Lo acaba de lanzar al mercado. Y dice la cantaora onubense que está hecho de cantes y canciones hallados en vinilos y cassettes comprados en el viejo mercadillo sevillano. Montó el puesto en el lado izquierdo del escenario. Y acompañada por la singular guitarra de Juan Antonio Suárez ‘Cano’ y la percusión de Agustín Diassera, interpretó con jugosas voces la canción ‘Andalucía’ de referente Turronero, la mariana morisca a lo Menese y el ‘Luz de luna’ del mexicano Álvaro Carrillo que le escuchó a El Cabrero, con ese arreglo tan lindo de sonanta. El segundo fue el núcleo: véase alternativa nº 3. Y el tercero fue el origen. No un disco en sí, sino un poco de todos los primeros pasos jondos, grabados o no. Tras el entremés bailado por farruca de Leonor Leal, con su guitarrista inicial, Manuel Herrera, con Los Mellis cuando precisó compás, y al fin sentada como hacen las cantaoras. Petenera. Guajira. Cantiñas. Y, tras la contención perfeccionista, una arrojada seguiriya de clausurar.

Rocío Márquez y Juan M. Jiménez. Teatro de la Maestranza de Sevilla. Foto © Diego Escobedo

Alternativa nº 3. Una opción entre varias cosas. ‘Firmamento’. Es la opción. El disco de la ruptura. Un disco que cambió guitarra por un trío clásico contemporáneo formado por los Proyecto Lorca (el saxofonista Juan Jiménez y el percusionista Antonio Moreno) más el pianista Daniel Marente. Una apuesta valiente, una obra sofisticada. Una intensa galaxia sonora que acopla cultismos y folklores, antigüedades y vanguardias. Ya a la vista, impacta. Ella con su vestido rojo de lentejuelas centelleando, el imponente set de percusión, las brumas, las frecuencias, el ‘Olé’ de Coltrane, el fandango ecologista anti polo químico, el grandioso poema místico teresiano, el llanto minero asturleonés de Maruxina. Sentimiento, mensaje, indagación, innovación, compromiso… Y la voz plena.

Daniel B. Morante, Rocío Márquez, Juan M. Jiménez y Antonio Moreno en el Teatro de la Maestranza de Sevilla. Foto © Diego Escobedo

Alternativa nº 4. Hacer vida social. Lo cual es casi obligado cuando se afrontan grandes y variados públicos. Y por si después de lo último, lo nuclear y lo originario quedaba algún resquicio, la Márquez se marcó un bis coplero, ese recurso del que algunos del cante tiran de cuando en vez para popularizarse. Para tener trato.

Otra alternativa. La taurina. Pero esa no nos interesa en absoluto por más que estemos en el Maestranza junto a la Maestranza.


Teatro de la Maestranza
Sevilla, 28 de marzo de 2019 

Flamencoymas.com -Tienda online de Flamenco