FESTIVAL DE JEREZ 2019 Festival de Jerez 2019. Israel Galván, ‘El Amor Brujo’

Festival de Jerez 2019. Israel Galván, ‘El Amor Brujo’ [reseña, fotos, vídeo]

El bailaor, formando trío con David Lagos y Alejandro Rojas-Marcos, clausuró la cita flamenca estrenando su versión de la obra de Falla

por Silvia Calado para Globalflamenco.com
fotos © Daniel M Pantiga


Ahí está Eduarda de los Reyes. Sentada a cierta distancia del piano. Las gafas de sol puestas. El cabello dorado. Los labios rojos. La cabeza baja. El mantón protegiéndola. Ignorando a la concurrencia. La concurrencia ignorándola a ella. Hasta que se apagan las luces de sala. Hasta que se encienden las suyas. Enrejado de haces. Introducción y escena. La partitura echa a sonar. Alejandro Rojas-Marcos toca ‘El amor brujo’. La rara obra de Falla. 1915. La mano derecha de Eduarda. El guante rojo. Temblor. Una sombra espectral. Un flashazo de aliento.

Israel Galván. Teatro Villamarta. Festival de Jerez 2019. Foto © Danielmpantiga.com

«Yo no sé qué siento, ni sé qué me pasa». María Lejárraga lo dejó escrito. Para que lo cantara David Lagos. De cerca. De lejos. Y al amor dolido le baila ella, ensillada. Pantomima. El sortilegio la cimbrea, de pies a cabeza. Silla. Otra silla. Suelo. Expresionismo. Luz titilante. Luz personaje (interpretado por Rubén Camacho). Y espasmo. Hay un silencio, un oscuro y un ¡bravo! Ya está. Ya estamos dentro. Hipnotizados. Escuchantes. Expectantes. Atrapados. La rareza de la rareza. El fin del día. El amor vulgar. El romance pescador. La mujer. Ella. La mano derecha.

Israel Galván y David Lagos en ‘El Amor Brujo’. Festival de Jerez 2019. Foto © Danielmpantiga.com

Cuadro segundo. El fuego fatuo. La quemazón en el cuerpo. La silla arde. El cuerpo pide tierra. Al suelo. Y rebotando, llega al borde del abismo. Terror. Danza. Alucinaciones. Canción. Los demonios en el cuerpo. La bruja. La fingida. El mal gitano. Y el día que despunta en la garganta cantaora, en la luz clara, en el ojo de Eduarda.

Y ahora los descartes. Los procesos. Lo que sería. Y fuera. Entre Pastora y Antonia. Entre David y Alejandro. Voz y piano crean sus amores brujos, sus fallas, sus siglos. Con gitanerías. Y con ella jugueteándoles por la habitación. Las memorias de María. «Sentábamonos ambos ante el piano, ¡que sonaba tan mal! Él, con su papel y su lápiz; yo, con mi fantasía y mi anhelo. Y yo hablaba y trabajaba él. Aquí me gustaría un ligero temblor de angustiada esperanza… ¿Arpegios rotos? Murmuraba él. Escuche usted… ¿Así?… ¿Así? Aquí, un alarido desgarrante». Las músicas de Manuel.

Israel Galván y David Lagos en ‘El Amor Brujo’. Festival de Jerez 2019. Foto © Danielmpantiga.com

Eduarda de cuerpo entero. La llama. La guasa. La sierpe. El conjuro. Los cacharros. Y el rebelamiento. ¡Por Satanás! ¡Por Barrabás! Ya hay quien no puede más, quien abandona. Pues no, no habrá otro baile. Esto es así. Un antibaile. Un antiballet. Un solo. Un trío. Una extrañeza. Una caricatura. Una barbaridad. Un exquisito enredo cantaor. Un bruto rebufo viejo. Un antiflamenco. Un proflamenco. Una clausura de festival desprejuiciado. Una valentía. Un Israel Galván. Un futuro.



Israel Galván – ‘El amor brujo’ from Festival de Jerez Televisión on Vimeo.


Flamencoymas.com -Tienda online de Flamenco