BIENAL DE FLAMENCO DE SEVILLA 2018 Bienal de Flamenco de Sevilla 2018. Rosario Toledo, David Palomar, El Junco…...

Bienal de Flamenco de Sevilla 2018. Rosario Toledo, David Palomar, El Junco… ‘Flamencos de la tacita’ [reseña y fotos]

"¡Qué bastinazo!" el espectáculo que, dirigido por Rosario Toledo, llevó la actualidad flamenca de Cádiz al Hotel Triana · Reseña por Silvia Calado Olivo para Globalflamenco.com

¡Qué bastinazo!

por Silvia Calado Olivo para Globalflamenco.com

fotos © Bienal Flamenco Sevilla/ Óscar Romero


No, no lo busquen en el diccionario. Ni mucho menos, se os ocurra preguntarle a Google. En serio, eh. ¿Que qué es un bastinazo? Pues se lo digo ya: ‘Flamencos de la tacita’. Un concierto (¡qué concierto!) colectivo dedicado a Cádiz en la serie territorial que tradicionalmente la Bienal programa para el Hotel Triana. Ya saben: aire libre, ambientazo, balcones, vecinos, noche y ambigú. Pero algo más. Algo tramaban estos gaditanos. Con su capitana. Rosario Toledo de directora. Casi ná. “¡Camarones! ¡Camarones! Fresquitos. De la Bahía”. Y al callar el pregonero, ¡torrotrón! La compañía entera a toda máquina por bulerías. ¿Quiénes? Pues todos. El flamenco de Cádiz de hoy (casi) entero y junto. Por una noche, aparcaron sus respectivas carreras solistas. Y se divirtieron compartiendo. ¡Caray! David Palomar, José Anillo, Ana Salazar, El Junco, Eduardo Guerrero, María Moreno, Anabel Rivera, Samara Montáñez, Roberto Jaén, Óscar Lago, Juan José Villar… más Juan Villar de artista invitado y dos “forasteros” al toque (el sevillano Rafael Rodríguez y el jerezano Niño Jero). Ya la presentación valió por todos los duros antiguos. Qué tanguillos se marcó la Toledo, los de ‘La Guapa’, los de Mariana, como una fiera desde el fondo del patio, abriéndose paso entre el gentío. Que canta, que baila, que actúa.

Rosario Toledo en “Flamenco de la Tacita”- Foto © Óscar Romero/ Bienal de Flamenco de Sevilla

Si es que lo saben hacer todo estos carnavaleros. La que forman. Pero es que luego se ponen formales y no veas. Tomó asiento José Anillo, con El Cabeza al toque. Y cantó la malagueña de El Mellizo con esa voz suya horneada, cálida, añeja. Cosa seria las bulerías en modo cuplé que se bailó-cantó Ana Salazar, con su elegante braceo, con su abrasadora feminidad, con su intenso pulso, azuzada por las voces de Anabel y Samara. De Cádiz, Camarón. Y bailaoras como María Moreno, que tradujo a danza la ‘Canastera’. Tan mandona, como sigilosa. La sabiduría la puso el invitado especial, Juan Villar. En él están todas las herencias. Y las compartió por bulerías, con el maestro Periquín arrebujado en su sonanta. “La vida hay que vivirla”, aconsejó. Pues eso.

María Moreno en “Flamenco de la Tacita”- Foto © Óscar Romero/ Bienal de Flamenco de Sevilla
“Flamencos de la Tacita”- Foto © Óscar Romero/ Bienal de Flamenco de Sevilla

Hay quien la vive bailando, como Eduardo Guerrero. A su manera. Vestido de “azulverdoso”, exprimió su desbordada singularidad por seguiriyas. Y volvió el pregonero. “¡Alegrías! ¡Alegrías! Fresquitas. De la Bahía”. David Palomar las traía todas. Las de sus maestros. Las de sus ancestros. Chano, Pericón, Perla, Beni, Aurelio… Cómo las juega, señores. Cante serio, no se engañen. Y todavía faltaba el baile de El Junco, con su humilde grandeza, por memorables tientos-tangos. Y la fiesta y el ole y y el torrotrón y el caray… y la vida. Que viva Cai.

David Palomar en “Flamencos de la Tacita”- Foto © Óscar Romero/ Bienal de Flamenco de Sevilla

Más información, programa y entradas en la web oficial

Flamencoymas.com -Tienda online de Flamenco