DESTACADO Ballet Nacional de España, ‘Electra’. Reseña del estreno en el Teatro de...

Ballet Nacional de España, ‘Electra’. Reseña del estreno en el Teatro de la Zarzuela de Madrid

La compañía pública nacional vuelve a la mitología en su nueva obra, dirigida por Antonio Ruz, con cante de Sandra Carrasco y con coreografías de Olga Pericet

Por Silvia Calado Olivo para Globalflamenco.com
Fotos Danielmpantiga.com

Y al final, un canto. “La sangre llama a la sangre”. La sangre como herencia. La sangre como violencia. La venganza es perpetrada. Muerte con muerte. Madre por padre. Padre por hija. Vivos por muertos. Electra. El mito, dramatizado por Sófocles y Eurípides, hamletizado por Shakespeare, operizado por Strauss, es ahora el nuevo bailable del Ballet Nacional de España (BNE). Y algo más: es la vía por la que la compañía pública del baile flamenco y la danza española se acoge a los códigos de la contemporaneidad. Quien a ello la conduce es el bailarín y coreógrafo Antonio Ruz, cordobés de Europa, a quien el director del BNE Antonio Najarro ha confiado tan valiente punto de giro. Y con toda lógica, pues están sus raíces en la tradición de nuestras danzas y sus alas, en la vanguardia dancística internacional. Y conjugar ambos extremos le es tan natural como ya demostró en aquel ‘Danza 220V’ que co-creara con Rafael Estévez, Valeriano Paños y Artomatico o en una de sus más recientes producciones propias ‘À l’espagnole’.

‘Electra’. Ballet Nacional de España. Foto © Danielmpantiga.com

Al intervenir el BNE con ‘Electra’, Ruz desata corsés, suelta lastres… y libera. No sólo estética y conceptualmente, también corporalmente, desvelando capas ocultas de posibilidades y capacidades interpretativas de un elenco que se ve renovado y crecido en estas otras tesituras que se le plantean (suelo incluido). Lo contemporáneo funde fluidamente con lo español, lo folklórico y lo flamenco, expresiones nuestras que se acentúan con la aportación coreográfica de Olga Pericet (tampoco ajena a lo híbrido y lo experimental). La mutación del ballet se experimenta tanto en los roles solistas (Inmaculada Salomón es Electra, Esther Jurado es Clitemnestra, Sara Arévalo es Ifigenia, Antonio Correderas es Agamenón, Antonio Najarro es Egisto, Sergio Bernal es Orestes…), como en los corales. Incluso más en los corales, pues el grupo funciona, frente a los individuos, como cuerpo-único, como personaje-masa que evoluciona y muda expresando contextos dramáticos, climáticos y situacionales en el marco de la narración. En la retina se graban la escena de las lavanderas, tan sensual, tan Pina; ‘La cacería de Egisto’, ebria, masculina, paródica; o el premonitorio sexto cuadro que anuncia la tragedia hasta desembocar en picassiano grito.

La cantaora Sandra Carrasco en ‘Electra’. Ballet Nacional de España. Foto © Danielmpantiga.com

El hilo de la historia lo va sosteniendo el Corifeo, que es cantaora, que es Sandra Carrasco. Temporeras, fandangos, tonás, alboreás, carceleras, martinetes, romances, canciones del folklore asturiano… moldean -a lo jondo, pero según lo entiende su dulce textura- las descriptivas letras de Alberto Conejero, también dramaturgo de la obra. No sólo es interesante su trabajo vocal, vinculando tradición y vanguardia cantaora, con -no casuales- menciones a Marchena y a Morente. También lo es su determinante rol en la escena, integrada en el coro o contrastada con él. Y muchas veces, las más expresivas, lo hace en el vacío, tan sólo apoyada en lo audible por los sonidos corporales, los de los pies o los del repiquetear de palillos. El trasfondo musical de Manuel Coves transita entre orquestaciones clasicistas en directo, guitarras flamencas y un extemporáneo cajón. La geométrica escenografía de Paco Azorín (con su expresivo muro-montaña-castillo, su corriente de agua y su plano de juncos), la iluminación de Olga García y el vestuario de Rosa García Andújar dan continuidad visual a la creación, situando la escena en los ocres y grises de una Castilla rural no muy alejada en el tiempo. La obra, en sus idóneos noventa minutos de duración, tampoco toma distancia de los referentes. Antonio está, al menos en espíritu. ‘Medea’, en tradición. Y evidente (aunque elegantemente matizado) es, desde la obertura fotográfica, el homenaje al “universo Gades”, el primero de los directores de este Ballet de España que, con esta obra será más Internacional que Nacional.


VÍDEO: ‘Electra’. Ballet Nacional de España

 

VIDEO Aquí tienes un adelanto de #Electra nuevo espectáculo del #BalletNacionaldeEspaña dirigido por el bailarín y coreógrafo #AntonioRuz con la cantaora #SandraCarrasco y coreografías de #OlgaPericet que se estrena del 9 al 23 de diciembre en el #TeatrodelaZarzuela #Madrid

Publicado por Globalflamenco.com en viernes, 8 de diciembre de 2017

Flamencoymas.com -Tienda online de Flamenco