Festival Ibérica Contemporánea en México 2017. Gala Multiestelar de Flamenco: Patricia Guerrero,...

Festival Ibérica Contemporánea en México 2017. Gala Multiestelar de Flamenco: Patricia Guerrero, Sara Calero & David Coria

"Tempus fugit: un tríptico flamenco", crónica de la actuación de Patricia Guerrero, Sara Calero y David Coria

Compartir

Por Silvia Calado para Globalflamenco.com. Fotos © Danielmpantiga.com

Para un evento que sucede cada dos años, abarcar la amplitud del flamenco es un reto. Por eso, el Festival de Danza Ibérica Contemporánea ha hecho de las galas compartidas por varios artistas su seña de identidad. Es así como, además de cubrir el abanico de disciplinas dancísticas, muestra al público queretano la variedad de estilos y personalidades de la danza. En especial, de la flamenca, a la que dedicó la tercera de sus galas. En el Teatro Metropolitano convocó la noche del 27 de julio a tres jóvenes artistas del baile actual: Patricia Guerrero, Sara Calero y David Coria. Los tres tienen espectáculos propios, premios y recorridos en los principales festivales del circuito, pero la misión que aquí se les encomendaba era sintetizar en tres piezas cada uno lo esencial de sí mismos con los recursos mínimos. Todo un reto. Todo un desafío… al tiempo.

Patricia Guerrero en el Festival Ibérica Contemporánea. Foto © Danielmpantiga.com
Patricia Guerrero en el Festival Ibérica Contemporánea. Foto © Danielmpantiga.com

La primera en afrontarlo fue Patricia Guerrero. La bailaora granadina, premiada en la pasada Bienal de Sevilla por su espectáculo ‘Catedral’, se presentó por seguiriyas. Atacó el baile sin rodeos, autoritaria, violenta y desbordada de técnica y recursos. No se concedió ni un segundo de reposo, ni un instante de respiro en sus continuas contestaciones al cante de Jonathan Reyes. Todo lo que puede, lo hace. Nada queda en la recámara. Un evocador pasaje guitarrístico de Juan Campallo hizo de transición hacia su segundo baile: una cantiña que tuvo la lucidez de resolver a solas con el cantaor. Tiene en este estilo su estilo virtuoso y juguetón una feliz salida. Cada envite es un acertijo resuelto, con guasa, con picardía, con su puntito de vacile y de exhibicionismo. Toma vuelta. Toma quiebro. Toma repiqueteo. Nada más lejos del parar y templar que le cantaran al recogerse. Un precepto del tiempo con el que aún puso más distancia en los revolucionados tangos. Que no, que ni la altitud de Querétaro pudo con ella.

Sara Calero en el Festival Ibérica Contemporánea. Foto © Danielmpantiga.com
Sara Calero en el Festival Ibérica Contemporánea. Foto © Danielmpantiga.com

Sara Calero planteó otro punto de vista, un camino equidistante entre el clásico español y el baile flamenco. Bailarina y bailaora, planteó su tiempo como un miniespectáculo sin transiciones, con la banda sonora del cante de Gema Caballero y la guitarra de José Almarcha pensada expresiva, narrativa y climáticamente para los distintos bailes y estados por los que quería transitar, apoyada en cambios de vestuario a la vista. De técnica depuradísima, encantadora estética y también afán virtuoso, la artista madrileña conjuga tierra y aire, tacón, palillo y vuelo. Del pantalón pasa a la falda, de la granaína a los tangos. Y la cantaora resguardándola con los recitados de Pepe Pinto, con ensortijados tercios marcheneros… para desembocar en el tango argentino ‘Galleguita’, que es juego bailado, que es cuento bailado.

David Coria en el Festival Ibérica Contemporánea. Foto © Danielmpantiga.com
David Coria en el Festival Ibérica Contemporánea. Foto © Danielmpantiga.com

Y David Coria culminó la noche con el contrapunto masculino, pero en el mismo tono impulsivo y virtuoso. La coartada se la dio el guitarrista Jesús Torres, un músico panorámico y sensitivo, especialista en el oficio de musicar la danza. La farruca fue el estilo elegido para introducirse, un baile elegante y solemne que le permite delinear el cuerpo, abarcar la escena entera y revivir a los grandes clásicos del género. Controló tempos e intensidades, se clavó de rodillas, rozó la tabla, jugó con las tensiones, caminó bellamente… y cautivó del tirón a la audiencia. Dejó marcada la seguiriya al cantaor Jonathan Reyes, el percusionista Paco Vega y su guitarrista… y volvió para el martinete como toro que sale de chiqueros. Embistió la tabla con vehemencia, hizo diabluras con pies y giros, rozando lo imposible. Y desató ovación tras ovación tirando de asombro, técnica y exhibición. Así que la pieza tercera, la del sombrero, quedó apenas en coda, en último respiro. Y es que el tiempo vuela, apremia, escapa. Lo delata la escena. Lo saben las artes vivas. Música y danza son expresiones del tiempo. Vuelan, apremian, escapan… toda vez que el telón desciende. Aunque hay maneras de burlar el tiempo. Y lo saben los artistas. Unos lo hacen ralentizándolo, estirando cada vuelta del minutero. Otros lo hacen multiplicándolo, siendo más veloces que el reloj mismo. Siempre que el cuerpo pueda. ¡Oh juventud!

David Coria en el Teatro Metropolitano de Querétaro. Foto © Danielmpantiga.com
David Coria en el Teatro Metropolitano de Querétaro. Foto © Danielmpantiga.com
Visita Flamencoymas.com: Tienda online de flamencoFlamencoymas.com -Tienda online de Flamenco