Flamenco Biënnale Países Bajos 2017. Rocío Márquez, ‘Fantasía para violonchelo y flamenco’...

Flamenco Biënnale Países Bajos 2017. Rocío Márquez, ‘Fantasía para violonchelo y flamenco’ [crónica y fotos]

Crónica del concierto de clausura del festival holandés en Muziekgebouw aan't IJ de Amsterdam, con fotografías de Daniel M. Pantiga

Compartir

Crónica por Silvia Calado para Globalflamenco.com
Fotos © Daniel M. Pantiga


Flamenco Biënnale Países Bajos 2017 clausuró su sexta edición, la de la “consolidación”, superando los 20.000 espectadores en ocho ciudades y reivindicando su talante creativo. Ernestina van de Noort, directora del festival (por cierto, uno de los pocos de iniciativa privada del circuito internacional), se afana en aportar al flamenco “una apertura desde un punto de vista original y voluntad propia”. No sólo es un escaparate más para las propuestas que giran de festival en festival, sino “una plataforma para los artistas que quieran renovar su idioma”. Inició esa línea con ‘Qasida’ -unión entre las tradiciones persa y flamenca- y en esta bienal la continúa con ‘Fantasía para violonchelo y flamenco’ (VER VÍDEO), concierto de clausura de este festival en el Muziekgebouw aan’t IJ de Amsterdam.

Rocío Márquez y Leonor Leal en 'Fantasía para violonchelo y flamenco' (Foto © Danielmpantiga.com)
Rocío Márquez y Leonor Leal en ‘Fantasía para violonchelo y flamenco’ (Foto © Danielmpantiga.com)

La propuesta, coproducción con la Cello Biënnale Amsterdam, vincula la versátil voz de Rocío Márquez con jóvenes virtuosos del violonchelo como Maya Fridman, el kemenés turco de Derya Türkan y, como conectores, el multinstrumentista del mundo Efrén López y el percusionista Agustín Diassera. Y a los músicos se une al baile Leonor Leal, también con un pie en cada código: el estilizado y el flamenco. Entre todos ellos trasiega un repertorio de canciones y sones que tienen en común una tonalidad, un talante, una actitud. En lo musical, atraviesan puentes ya tendidos entre la música clásica y la tradición hispánica, por mor del violonchelista español Gaspar Cassadó (1897-1966), con asomos a otros clásicos orientalizantes como Rachmaninov. También se indaga en la música sefardí, de donde procede la canción que es centro y bis, ‘Los guisados de las berengenas’, perfecta para la voz al natural de la cantaora. Navegando el Mediterráneo, arriban a Turquía, donde el kemenés hace magia. Y, claro, está el flamenco. Pero no el del desgarro y el extremo, sino el flamenco más melodioso y compartible.

Rocío Márquez con Maya Fridman en Amsterdam (Foto © Danielmpantiga.com)
Rocío Márquez con Maya Fridman en Amsterdam (Foto © Danielmpantiga.com)

Rocío Márquez tira de su propio repertorio, al tiempo que de sus indagaciones vocales. Y pasa de la bulería de su disco ‘Claridad’, esa que honra a La Perla y a Vallejo, a las virguerías marcheneras de su último álbum ‘El Niño’… como la milonga ‘El año del cometa’. Quizás no haya garganta más propia en lo jondo actual para vibrar cuerpo a cuerpo con un instrumento como el violonchelo. Y más, sin que medie guitarra como paracaídas. La copla por bulerías ‘Me embrujaste’, la alegría tradicional ‘La sal le dijo al azúcar’ o el fandango de Huelva fueron entrelazándose en un viaje con sutiles gradientes. Luz clara y agua calma que impregna hasta el asomo final de la tiniebla sobre fondo loopeado de zanfoña: la seguiriya, la pena… bourrées, melancolía.

Leonor Leal con Maya Fridman y Derya Türkan en la Flamenco Biënnale 2017 (Foto © Danielmpantiga.com)
Leonor Leal con Maya Fridman y Derya Türkan en la Flamenco Biënnale 2017 (Foto © Danielmpantiga.com)

+ WEB OFICIAL

Visita Flamencoymas.com: Tienda online de flamencoFlamencoymas.com -Tienda online de Flamenco