Flamenco Biënnale Países Bajos 2017. Alfredo Lagos, ‘Punto de fuga’

Flamenco Biënnale Países Bajos 2017. Alfredo Lagos, ‘Punto de fuga’ [crónica y fotos]

Crónica del concierto del guitarrista jerezano en Bimhuis de Amsterdam, con Rosalía, David Lagos y Diego Carrasco como artistas invitados · Fotos © Danielmpantiga.com

Compartir

Crónica por Silvia Calado para Globalflamenco.com
Fotos © Daniel M. Pantiga


Hay un carril, que están haciendo los flamencos, de ir y venir. Está situado en Amsterdam: es el que lleva desde el Aeropuerto Schiphol al Hotel Lloyd. Desde hace más de una semana, compañías y compañías de artistas lo hacen y deshacen a diario, para después distribuir su arte por distintas ciudades flamencas (de Flandes). Así se desenvuelve logísticamente la Flamenco Biënnale, que está celebrado su sexta edición… otra exitosa edición. Hacer ese camino es todo un viaje. Desde el transfer, vas observando la grandeza empresarial de esta ciudad, foco de negocios desde el Renacimiento. Ya de noche, se suceden bloques y bloques de edificios de paredes transparentes que dejan ver innumerables oficinas desde las que se mueven mundos. pero al llegar al Hotel Lloyd, todo cambia. Esta “embajada cultural”, que fue hospital y refugio, alberga a la comunidad de cantaores, bailaores, guitarristas, periodistas, técnicos y staff de la bienal holandesa. Una peculiar tribu que es ya familiar en esta gran casa asomado al IJ, cuya orilla tiene trazado el segundo carril más transitado de la Biënnale. Siguiendo su curso hacia el centro de la ciudad, se llega al grandioso teatro que es su epicentro, el Muziekgebouw aan’t IJ que, a su vez, contiene el Bimhuis, la célebre sala de conciertos consagrada al jazz… y también, estas noches, al flamenco.

Alfredo Lagos en Bimhuis Amsterdam, con Diego Carrasco como artista invitado (Foto © Danielmpantiga.com)
Alfredo Lagos en Bimhuis Amsterdam, con Diego Carrasco como artista invitado (Foto © Danielmpantiga.com)

En su cálido escenario panorámico, estaba anoche citado Alfredo Lagos para presentar en directo su disco ‘Punto de fuga’. Con el vaivén de tranvías como telón de fondo, el guitarrista jerezano entregó a esta escuchante audiencia dos intensas sesiones de su música. Y decimos “música” con conciencia, pues su sonanta sintoniza creación e interpretación, ejecución y estética, discurso y emoción. En este álbum -un debut tardío tras décadas de profesión- se autorretrata como músico consciente de la tradición, pero consecuente con su tiempo y consigo mismo. Y si cita a Montoya, pasando por Riqueni (y por Morente), después despliega sus alas y echa a volar. Eso en la ‘Ronde-caña’. Pero lo mismo hace en la filigrana infinita que es la taranta -dedicada a Rocío Márquez allí presente- o en el fandango de Huelva ‘Ríotinto’. Las piezas las fue presentando enriquecidas por los arreglos de palmas de los bailaores Miguel Téllez y Noé Barroso, precisas para el factor rítmico. Y con tres colaboraciones especiales.

Rosalía con Alfredo Lagos en Bimhuis (Foto © Danielmpantiga.com)
Rosalía con Alfredo Lagos en Bimhuis (Foto © Danielmpantiga.com)
David Lagos colaboró con Alfredo Lagos en la Flamenco Biënnale 2017 (Foto © Danielmpantiga)
David Lagos colaboró con Alfredo Lagos en la Flamenco Biënnale 2017 (Foto © Danielmpantiga)

La primera fue la de Rosalía, una jovencísima cantante-cantaora con hipersensibilidad en la garganta, que puso palabra a la versión de ‘Los pájaros perdidos’ de Piazzolla, para empezar. “La soleá, me devoró”, trinó la niña. Luego, apuntaría el ‘Aleluya’ de Morente-Cohen y un personal mirabrás. La segunda vino con la tercera. Un recitado jondo de Diego Carrasco hizo irrumpir, recién llegado del avión, al hermano David Lagos en escena, que al día siguiente presenta su ‘Made in Jerez’ en Utrecht. Entró a la directa, con un ay tan bello… y el “no te rebeles” casi asomado al vacío. Hasta que toda la compaña volvió a unirse y el trovador salió a escena hablando, con su eco herrumbroso, de soledades. Con él terminaría después el concierto, tras el vibrante segundo viaje de Alfredo Lagos por sus músicas, por las aventureras bulerías, por los luminosos tanguillos ‘Piñata’. Con sus “cristales de luz negra” y ese “tran-tran-tran-tran” que dejó flotando felicidad por los canales.

Ovación en Bimhuis para Alfredo Lagos y compañía (Foto © Danielmpantiga.com)
Ovación en Bimhuis para Alfredo Lagos y compañía (Foto © Danielmpantiga.com)

+ MÁS INFORMACIÓN, PROGRAMA Y ENTRADAS

Visita Flamencoymas.com: Tienda online de flamencoFlamencoymas.com -Tienda online de Flamenco