ESPECIALES El flamenco como vivencia

    El flamenco como vivencia


    El viaje no es sólo por barrios, también lo es por siglos. Hay que imaginar el Madrid del XIX, el bullicio de la plaza de la Cebada, el color sangre de la calle Toledo, que diría Benito Pérez Galdós, por el intenso rojo de las fachadas de las tabernas donde paraban los andaluces que llegaban a Madrid. Entre ellos, los había que cantaban y bailaban y tañían. Entre ellos, había flamencos. Y ellos son los protagonistas del relato de Ana Cañas ‘La Turrona’, la salerosa guía de Flamenco Route Madrid.

    Flamenco Route Madrid (foto © SCOlivo)
    Flamenco Route Madrid (foto © SCOlivo)

     

    Hay que seguirla durante tres horas, desde La Latina a Lavapiés, pasando por El Rastro, la Plaza de Santa Ana y el Barrio de las Letras. Un recorrido que combina lo narrado, lo pisado, lo visto y lo imaginado, pero no sólo eso. A cada pocos pasos, una performance, una degustación, una actuación, una aparición, una sorpresa. El proyecto supera lo turístico para adentrarse en el terreno de lo histórico, lo artístico, lo musical y lo teatral. Y esa concepción tiene la rúbrica de Amalia Hornero que, además de actriz y dramaturga, es historiadora del arte. La ideóloga y directora del proyecto ha elaborado un guión sobre el mapa madrileño basado en documentación bibliográfica y hemerográfica.

    Flamenco Route Madrid (foto © SCOlivo)
    Flamenco Route Madrid (foto © SCOlivo)

     

    Flamenco Route Madrid (foto © SCOlivo)
    Flamenco Route Madrid (foto © SCOlivo)

     

    De esas páginas entresaca microrrelatos y anécdotas que se cuentan y/o interpretan en los lugares donde sucedieron (la mayoría, marcables con el recurrente “aquí-estuvo” madrileño). Por ejemplo, la infancia de Antonia Mercé ‘La Argentina’ en la misma puerta de su casa o un relato radiofónico sobre Antonio Chacón en la esquina de Los Gabrieles. Y a los viajeros se les aparece la bailaora y un torero y un mago-tocaor y una muñeca Marín y el mismísimo Lorca diciendo la ‘Nana del caballo grande’. Les dan vida artistas como la versatilísima actriz María José de Rus, el guitarrista Álvaro Antona o la bailaora Ana Lloris.

    Flamenco Route Madrid (foto © SCOlivo)
    Flamenco Route Madrid (foto © SCOlivo)

     

    Los tres confluyen al final en un escenario, un café cantante de hoy enclavado en la Fundación Casa Patas, junto a la cantaora Caridad Vega y al percusionista Franco Bianco, con vino, tapa y entremés como preámbulo. Tampoco la actuación es estándar, pues los bailes, cantes y toques por varios “palos” (palabra cuyo significado ya se desentrañó en la ruta, al igual que “flamenco”) van antecedidos de un sobrecogedor homenaje a la mujer cantaora violentada por machismo, como lo fue La Trini. Y todo ello sucede en un cuerpo a cuerpo con un público que no excede las veinticinco personas y que, a lo largo de la ruta, no sólo escucha o mira, sino que experimenta lo flamenco con todos los sentidos, incluidos entretenimiento, conocimiento y emoción. En este original tour turístico-artístico lo flamenco se hace vivencia.

    Flamenco Route Madrid (foto © SCOlivo)
    Flamenco Route Madrid (foto © SCOlivo)

    Texto © Silvia Calado para Globalflamenco.com

    Flamenco-Route-Madrid-bn-1140
    www.flamencoroutemadrid.com

    [related_posts]

    Flamencoymas.com -Tienda online de Flamenco