Israel Galván, bailaor relativo

Israel Galván, bailaor relativo

Compartir

por © Silvia Calado


El contenedor afecta a la obra artística. A veces, hasta hacerla otra. Por ejemplo, cuando se cambia caja negra de teatro común, por cielo nocturno sobre ruinas de teatro romano. Trasladar de un espacio a otro el ‘Fla.co.men’ de Israel Galván es hacer otro ‘Fla.co.men’. Y eso pasó en el Festival de Danza de Itálica 2015: en el Teatro Romano de Itálica siglo I a.C.

Israel Galván en el Teatro Romano de Itálica (foto © Danielmpantiga.com)
Israel Galván en el Teatro Romano de Itálica (foto © Danielmpantiga.com)

 

Cuando se presentó en el Teatro Lope de Vega en la Bienal, vimos la obra como una especie de ‘Jardín de las delicias’ de El Bosco, un extraño tríptico cuajado de microescenas, recuerdos, prospecciones y proyecciones. Enmarcado por el arco del Teatro Villamarta en el Festival de Jerez 2015, lo entendimos como “flashback desde los orígenes hasta el presente, re-mirando y re-pensando las esencias de obras como ‘La metamorfosis’, ‘Arena’ o ‘Lo Real’. Un sentirse piedra y perder el centro… para volverlo a encontrar, una vez y otra vez. Un inquietante pasadizo hacia lo futuro”.

Israel Galván con 'Fla.co.men' en el festival de Danza de Itálica 2015 (foto © Danielmpantiga.com)
Israel Galván con ‘Fla.co.men’ en el festival de Danza de Itálica 2015 (foto © Danielmpantiga.com)

 

Y aquí, en la vetus urbs, se nos apareció como un algo fuera del tiempo, por ser de todos los tiempos a la vez. Del tiempo relativo. Este concertista del baile del siglo XXI, se tornó histrión de drama antiguo. Cambiaba de máscara y cambiaba de espíritu. Tragedia. Comedia. Tragedia. Comedia. Y más comedia, porque así lo quiso el aire (un bienvenido soplo-alivio estival), que se empeñó en disolver apreturas y tensiones antes de que se posaran, asentaran y enraizaran. Aunque no era sólo su efecto. También hay que acusar a ese suelo invisible que pisan el protagonista de la obra y, con él, ese díscolo coro suyo que integran Tomás de Perrate, David Lagos, Eloísa Cantón, Proyecto Lorca y Caracafé. Pisan (y golpean y tumban y arrastran) un linóleo de hojarasca, de agua, de sombras, de barro. El espacio, por consiguiente, es relativo. El baile es relativo. Y va a ser que Israel Galván también es relativo.

Finde fiesta de 'Fla.co.men' de Israel Galván en Itálica (foto © Danielmpantiga.com)
Finde fiesta de ‘Fla.co.men’ de Israel Galván en Itálica (foto © Danielmpantiga.com)

 

[related_posts]

Visita Flamencoymas.com: Tienda online de flamencoFlamencoymas.com -Tienda online de Flamenco