ESPECIALES Paco de Lucía, un año después: genio y eterno

Paco de Lucía, un año después: genio y eterno

La medida del tiempo que tenemos los humanos es relativa. ¿Qué es un año? Quizás una eternidad. O quizás nada. Dicen que son los 365 días que llevamos sin Paco de Lucía. Una eternidad… o nada. Aún perdura el estado de shock en el que entramos aquella mañana del 25 de febrero de 2014. Que fue ayer o hace un año, pero debía no haber sido nunca. Al menos, no tan pronto. Y tenemos que consolarnos con saber que los genios son eternos. Paco de Lucía lo es: genio y eterno.

Paco de Lucía, in memoriam (foto © Danielmpantiga.com)
Paco de Lucía, in memoriam (foto © Danielmpantiga.com)

 

Lo primero lo supimos siempre. Y no está de más puntualizar que lo era de la música, no sólo del flamenco. Lo cual está reflejado en su biografía -cuajada de conciertos en los principales escenarios y festivales del mundo, así como reconocimientos de la relevancia del Honoris Causa de Berkley o el Príncipe de Asturias de las Artes- y se reafirmó a su muerte. La revista musical estadounidense Billboard recopiló tweets de condolencias y declaraciones de figuras de la música internacional. Carlos Santana publicó en su perfil oficial en la red social: “The Maestro King of Gypsy Flamenco Music is in heaven NOW. Paco de Lucia, I love you with all my heart. Ráscale en el cielo”. Chick Corea, con quien realizó numerosas colaboraciones en directo, reconoció que “Paco inspired me in the construction of my own musical world as much as Miles Davis and John Coltrane”.

Tanto John McLaughlin como Al Di Meola, junto a quienes grabó el álbum ‘A night in San Francisco’ en 1981, se sumaron al reconocimiento global. McLaughlin afirmaba que “to have worked and played music with him is one the greatest blessings in my life”. Y Di Meola escribió en Facebook: “My dear friend has passed and we will never forget his important legacy! My years with Paco were amazing and unforgettable! I will miss him terribly:((”. En la BBC británica, Bryan Adams también ensalzó al músico con el que interpretó en 1995 ‘Have You Ever Really Loved A Woman?’, todo un hit mundial que formó parte de la banda sonora de la película ‘Don Juan de Marco’.

Paco de Lucía (Foto © Danielmpantiga.com)
Paco de Lucía (Foto © Danielmpantiga.com)

 

Dedicatorias de aquel fatídico día que fueron seguidas de homenajes de muy diverso signo a lo largo del año, a lo ancho del mundo. El primero fue la ‘guitarrada’ colectiva convocada en México DF. Joaquín Grilo le bailó enseguida sus ‘Cositas mías’ en el Festival de Jerez 2014. Correos de España puso en circulación un sello conmemorativo. Diego el Cigala le dedicó su disco ‘Vuelve el flamenco’. El Festival de Nîmes le dedicó su vigésimo quinta edición. Madrid le anda pintando un grafitti de 300 metros en la estación que llevará su nombre. Dentro de unos días, sus discípulos le rendirán tributo en forma de conciertos en el Teatro de la Maestranza de Sevilla y en el Festival de Jerez 2015. Y sólo citamos algunos.

De la eternidad

De lo segundo, de su eternidad, vamos siendo cada vez más conscientes. Además del retrato íntimo ‘La búsqueda’ que su hijo Curro Sánchez ha realizado en forma de documental -Goya, por cierto-, ahí están sus discos, músicas que son parte sustancial de la banda sonora de nuestra vida: ‘Almoraima’, ‘Fuente y caudal’, ‘Sólo quiero caminar’, ‘Siroco’, ‘Ziryab’, ‘Luzía’, ‘Cositas buenas’… No conforme con los veintisiete títulos de su ‘integral’, aún dejó otro listo para publicar cuando él se fuera: ‘Canción andaluza’ –Grammy Latino 2014-. Dicen muchos que es su testamento. Pero puede que esa última voluntad suya vaya más allá y sea bastante más intangible que una copla por bulerías.

Podría ser la revolución que indujo en la música flamenca. Podría ser la influencia que ha tenido en la forma de hacer, entender y componer flamenco, en guitarristas, cantaores… y hasta bailaores. Podría ser su determinación en consolidar al flamenco una música universal. Y podría ser su capacidad para convertir a la causa del flamenco a tantos y tantos jóvenes de todo el mundo, algunos de los cuales lo dejan todo atrás para dedicar su vida al toque. Conocí hace poco a uno de ellos, Vahan Davtyan, que dejó su Armenia natal para instalarse en Sevilla cuando su padre le regaló una guitarra y un disco “del mejor guitarrista que hay en el mundo”.

[related_posts]

Flamencoymas.com -Tienda online de Flamenco