Diego el Cigala. Cantaor

Diego el Cigala. Cantaor

Compartir

Diego el Cigala. Madrid, 1968. Cantaor

cigala-bio

Se dice que a Diego Jiménez Salazar fue Camarón quien lo rebautizó como Dieguito el Cigala. Proviene de una familia de artistas: su madre, Aurora Salazar Motos, hermana del maestro salmantino Rafael Farina, no se dedicó profesionalmente al cante y su padre fue José de Córdoba, que se ganó la vida en tablaos como Torres Bermejas, El Corral de la Pacheca y Arco de Cuchilleros. Y se crió en el madrileño barrio de El Rastro, donde empezó a hacer sus pinitos como cantaor. Con apenas doce años, gana el primer premio del Certamen Flamenco Joven de Getafe y un premio en el concurso de TVE “Gente Joven”.

Pronto empieza a cantar para el baile, solicitado por bailaores de la talla de Cristóbal Reyes, Mario Maya, Manolete, Farruco, Manuel Camacho o El Güito, entre otros. Músicos como Camarón, Tomatito, Gerardo Núñez o Vicente Amigo fueron reclamando la colaboración del cantaor en los estudios de grabación.

En 1994 inició su carrera en solitario con el disco “Undebel”, producido por David Amaya. Para ello, cuenta con las guitarras de Antón Jiménez, David Amaya, Paquete y Tomatito.

En el año 2000, a raíz de la publicación del segundo álbum “Entre vareta y canasta”, el cantaor Juanito Valderrama anuncia a Dieguito como una de las voces con más futuro. Y no se equivocó. Un año después vuelve a grabar y lanza el disco “Corren tiempos de alegría”, en el que colabora un artista que va a marcar su carrera a partir de entonces: Bebo Valdés. Con el veterano pianista cubano graba en 2003 el disco “Lágrimas Negras”, un encuentro del flamenco con el bolero que triunfa en el mundo entero con premios y menciones de todo tipo.

Un año antes, el cantaor también sacó al mercado “Directo en el Teatro Real”, un disco grabado en julio de 2002 en el palacio de la ópera madrileño, con el único acompañamiento de la guitarra de Niño Josele. Ya en 2004 rinde homenaje a su mentor participando en el disco colectivo “Tributo a don Juan Valderrama”con las bulerías “Madre hermosa”. Junto a Guadiana, Pepe Habichuela y Carmen Linares, entre otros muchos artistas, presentó este tema en febrero de 2004 en Madrid ante el homenajeado, días antes de que falleciera.

Paco de Lucía contó con su voz en el álbum “Cositas buenas” (2004), colaboración que el guitarrista le ha devuelto en el nuevo disco “Picasso en mis ojos” (2005).  Un año después, ve la luz “Cigala” una recopilación de su obra en 5 CD. Además, en la Bienal de Sevilla, comporte escenario con Salif Keita. De nuevo es protagonista en los Latin Grammy al recibir el premio al mejor disco de flamenco por “Picasso en mis ojos”, además del de mejor vídeo musical por “Blanco y Negro” de Fernando Trueba grabado para su “Lágrimas Negras”.

Entre gira y gira, El Cigala da forma a “Dos lágrimas”, que publicará en el año 2008. En él, grandes músicos cubanos y españoles redecoran boleros, coplas y tangos. En abril del 2010, viaja a Argentina para la grabación de un nuevo proyecto, “Cigala & Tango”, una grabación en vivo el 27 de abril de 2010 en el Teatro Gran Rex de Buenos Aires. Y sigue ahondando en la música latina tradicional en el disco ‘Romance de la luna tucumana’ (2013).

En junio de 2014, regresa a sus raíces con un nuevo disco de cante, ‘Vuelve el flamenco’, que dedica a su admirado Paco de Lucía y que estrena en el Palau de la Música de Barcelona y el Circo Price de Madrid.

Visita Flamencoymas.com: Tienda online de flamencoFlamencoymas.com -Tienda online de Flamenco